viernes, octubre 07, 2016

Ubicación de radares en la ciudad de México al 29 de agosto de 2016.

Es uno de esos días en que me despierto temprano,fresco y curado, claro y feliz, y me decido a ejercer mi derecho a obtener información pública. Es uno de eso días, así que hago tronar mis nudillo, me siento frente a la computadora y comienzo a teclear el resultado es el que sigue:

“Que especifique la ubicación geográfica real (coordenadas geográficas, y posición significativa, es decir, direcciones convencionales, en que se encuentran instaladas) de todas y cada una de los radares de trafico ubicados en el área de su competencia, al día de la solicitud, así como se especifique sus características técnicas: tipo de cámara (resolución, velocidad de obturación, etc)  bandas de operación usadas por el radar propiamente dicho ( X, K, Ka, Ku LIDAR u otra), ademas de que se especifique porcentualmente su especificidad (la capacidad de cada una de estas tecnologías para detectar los autos que no sobrepasan los limites de velocidad establecidos) y la sensibilidad (la capacidad de esta tecnología para detectar los autos que SI sobrepasan los limites de velocidad establecidos) así como los mecanismos implementados para evitar que se produzcan falsos positivos.”

Una digan pieza de güiri, güiri, güiri, bla, bla, bla, bueno, el resultado es el que sigue:


viernes, septiembre 23, 2016

México: Necrovirus (fragmento) Gerardo Delgado Flores


México: Necrovirus

Freak Zombie Action.
Gerardo Delgado Flores




DÍA UNO.
G
Pase la noche durmiendo con la mejilla apoyada sobre el teclado. Las letras WASD en relieve se calcaron difusas sobre la piel de mi mejilla, lance un sonido mitad gemido y mitad aullido mientras me levantaba, camine a la cocina y me prepare un café, negro, cargado y con asientos de azúcar en el fondo, tal y como lo tomaba Lovecraft, eche un vistazo al código que recién había escrito y bufe con desagrado. Trabajaba para una maligna empresa de telecomunicaciones... le daba mantenimiento a un “controlador” para el router proporcionado por la empresa, mi labor real era mantener operativo un backdoor, que permitiera rastrear la actividad en internet del usuario, estadísticas, geo-localización y esas cosas. Como siempre, prefería mirar para otro lado y no interesarme por el big data recolectado. Era una puta y me asumía como tal, no pensaba sentir culpa por el mal uso que le dieran a mis talentos. Ese fue el primer día, y si supiera en ese entonces o que sé ahora, nada habría cambiado, habría replicado todas y cada una de mis decisiones.
Vivía en un edificio de diez plantas, en el quinto piso, con una vista estupenda sobre el parque y el deportivo de la colonia. Me prepare el desayuno mientras bebía el café, y escuche las noticias a través de la red, una transmisión en directo a través mixlr, el locutor, un friki flacucho, de pómulos altos, cara chupada y con dedos alargados que siempre era candidato a ser confundido por un thin man de la mitología alíen, y que ademas era mi amigo, decía: “...sucedió, sucedió por fin, el armagedon zombi ha iniciado, aquellos que leímos el día de los trífidos sabemos que hacer. No desesperen, son lentos, son tontos y seguro que los exterminamos en un par de días. No olviden fracturar el cráneo.” Al momento de la transmisión lo escuchaban unos diez mil oyentes, y sonreí al imaginar cuantos de ellos serian tan tetos como para caer en una histeria orwelliana y parapetarse en sus departamentos, respaldar sus PC’s, acumular alimento, reunir armas, hacer otra copia de seguridad de sus cuentas de steam (doble, o triple backup, por si acaso) y todo eso antes de darse cuenta de que era una broma. Ni siquiera se me ocurrió prender la TV. Nunca veo televisión.


lunes, septiembre 05, 2016

Me muero de sin usted (2004) Gilberto Owen

Disfrute robando correspondencia, era un niño de cuarto o quinto grado y todos los días regresaba de la escuela primaria caminando solo a casa, el camino de vuelta era una celebración, celebrabas la liberación de la escuela, y la liberación de no tener adultos vigilando cerca. Eras dueño de ti, mientras caminabas esos quince y veinte minutos de regreso a casa. Era tiempo de hacer cosas malas, de rayar un auto, bajar el aire a un neumático, o reñir con algún niño estúpido que te desagradaba. Eran buenos tiempos.
Y un día, no sé muy bien porque comencé a robar correspondencia. Era una casa bonita, con una reja metálica pintada de blanco, muy baja, los rayos del sol brillaban de forma llamativa a través del buzón y sin pensarlo ni un poco metí mi mano, saque un puñado de cartas, y elegí una, el sombre era blanco, y la dirección estaba escrita a mano. En ese entonces ya leía todo lo que caía en mis manos: novelas, revistas, comics, cualquier cosa, pero nunca había experimentado la malsana alegría de apropiarme de un conocimiento ilícito. No sabia que existía nada así, no sabia que podía procurarme placer... leí la carta, y después seguí robandolas, cada semana se repetía la misma historia, salia de la escuela, pasaba por la casa, metía, goloso, la mano en el buzón y extraía la carta. Cada carta era una serie infinita de reproches, cada uno mas agrio que el anterior, y entrelineas contemplaba las desavenencias de un matrimonio malavenido, aunque era joven y no comprendía del todo las palabras usadas, si que sabia que cada vez eran mas y mas violentas las palabras que el corresponsal usaba en cada nueva carta, hasta que al final, leí, con asombro y con duda como el esposo reclamaba, exigía, una respuesta, la respuesta que fuera, a las cartas que había enviado, y que yo tenia guardadas en el cajón de las revistas. Sentí miedo. Miedo de que me descubriera de alguna magia manera,y me encontrara y de forma terrible dejara caer su ira justificadamente sobre de mi, sentí miedo, y no supe que hacer, pero el miedo, ceso tan pronto como empezó, me recordé que era un ladrón muy avezado y que siempre guarde las precauciones que me exigua el oficio, así que deje de temer, pero, por si acaso, y solo por si acaso deje de robar cartas, no fuera a ser que siguiera contribuyendo a joder un poco mas unas vidas que ya de por si estaban jodidas.
Leo las cartas de Owen a su amada Dionisia y tengo un fuerte Deja Vu, me recuerdo regordete y vestido con uniforme de primaria, mirando hacia todos lados, y deslizando mis dedos en el buzón de un casa con la reja blanca, y un jardín de pasto muy verde.

PS.
He disfrutado mucho con esta recopilación de cartas, hay frases realmente memorables, y es muy fácil dejarse envolver por la prosa del autor. Me recuerda un poco a Vasconcelos, por el encanto que le puede imprimir a cada parrafo y por como despierta una complicidad inmediata con el vouyeur (lector). Un libro imprescindible que da ganas de ser leído en voz alta.


martes, julio 26, 2016

Alta Fidelidad (1995) Nick Hornby


Rob Fleming ha sido abandonado por su novia, Laura, una mujer profesional y exitosa, Rob, que esta muy lejos de ser considerado exitoso por nadie, es dueño de una tienda de discos en el norte de Londres, y vende en exclusiva vinilos, esos discos negros que tan solo sirven para usarse como frisbis, es el protohipster en toda regla, (solo que el en realidad si esta jodido, no solo gusta de aparentarlo), 
su negocio nunca ha ido del todo bien, y sus ingresos apenas igualan a sus egresos a pesar de ello se permite tener dos empleados, Barry y Dick, ambos con serios problemas de socialización parecen empeñados en usar toda su energía en ser los mas apasionados melomanos que el mundo haya visto: pueden pasar por horas discutiendo las cualidades de tal o cual track que fue grabado en tal o cual sesión y hablando de todo tipo de rarezas monoaurales, binaurales y ese tipo de mierdas que ya a nadie le importan, pero ellos se perciben en la cresta de la ola, y pasan la mayor parte de su tiempo elaborando listas interminables acerca de series, peliculas, y musica, a diferencia de Rob a ellos no les da mucho por reflexionar
Porque a Rob el pasado le parece mas tangible que el futuro, y, así de a poco se sumerge en el pasado y en como sus viejas relaciones pudieron marcar el rumbo de su vida… claro, que en el fondo no deja de ser un poco cretino, y se las ingenia de maravilla para evadir cualquier tipo de responsabilidad con relación al estado actual de su vida. 

A vuelo de teclado.

Empieza bien, con las referencias correctas es un texto gracioso, sin embargo, seamos honestos, nadie se va acordar de este libro en veinte años, y el entusiasmo con que la critica pareció recibirlo en un principio es injustificado, vale la pena leerlo solo si te apetece un buen trozo de literatura chatarra. No hay mucho más que decir.



martes, junio 28, 2016

Bluegehena podcast Episodio 02 (Alta fidelidad, sleeping dogs)





Bluegehena podcast, el podcast de G. Literatura, videojuegos, mierda cotidiana, comics, y mucha, mucha palabrería, con un toque de humor sombrío y poco convencional. (vaya mierda de descripción)

En este episodio de bluegehena podcast hablamos de "alta fidelidad", una novela escrita por Nick Hornby, (Horny Bee, no) y de Sleeping Dogs, la edición definitiva de playstation 4. Además que inauguramos la sección de los oyentes.

sábado, junio 11, 2016

Invasión del Mundo Principal (Saga de Gameknigth999 1), Mark Cheverton (2015)

Minecraft. Minecraft. Minecraft. Es difícil  tener una conversación con un niño de cierta edad sin que mencione en algún momento Minecraft.
Poseo el don de no ser percibido como un adulto, y animado por los comentarios de un medio-humano me decidí a dedicarle unas horas al juego en su versión de PSVita. Fue un error.

1

Hace años en un podcast escuche los susurros entrecortados de algún otro friki de mierda, en plena explosión viral de los videos en youtube, un juego de mundo abierto llamado minecraft se convertía en un fenómeno,  embelesada la comunidad lo financiaba con entusiasmo a pesar de ser una versión beta, los videos mostraban escenarios clásicos de juegos reconstruidos bloque por bloque en el universo de minecraft... y además estaba lleno de texturas pixeladas en ultra baja definición…  escuche y escuche y comprendí su entusiasmo,  pero no soy un jugador de PC así que borre esa información de mi mente, y seguí con mi vida.

Llego Minecraft a PS3, reviví esos recuerdos, decidí probarlo... durante casi quince minutos; "No, no voy a craftear mil siglos para construir una choza, esto no es para mi, mejor me voy a matar a alguien por ahí, que es lo que mola" me dije, y continué con mi vida.
2
Hace tiempo supe que The New Yorker, esa revista indefinible que nunca he leído y nunca leeré, publico un extenso articulo acerca de la generación de niños que parece preferir pasar el día en casa jugando a videojuegos en lugar de salir al apetecible mundo real a convivir con gente real y generar puntos de experiencia reales, como dije, no he leído el articulo y no lo leeré, sin embargo me puso a pensar; me enseñaron a creer que si no sabes de algo lo mejor es callarte, es por eso que encuentro odioso que la generación analógica se sienta con el derecho de criticar a la generación  digital, a esa indefinida generación gamer, con tanta libertad solo porque las viejas y buenas costumbres siempre deben (deberían) de ser mejores.
3
Jugando Minecraft.

Le he dedicado horas y horas a minecraft. Ya me construí una choza, cave una mina, me adentre por pasadizos y laberintos, me enfrente a distintos monstruos en mazmorras tras cruzar túneles abandonados... ha sido un viaje emocionante y, para mi sorpresa por completo gratificante. También ha sido un ejercicio completo para mi imaginación, un ejercicio que la lleva a limites insospechados... cada túnel o cada esquina puede esconder un nuevo peligro, y con el tiempo aprendes a ser cauto, empleas distintas estrategias, para no perderte, o ubicar tu refugio desde una larga distancia a campo abierto, o simplemente cavas una mina siguiendo un orden determinado, colocando antorchas cada cierto numero de pasos, y de inmediato un hueco de cuatro bloques de ancho en donde poder ocultarte, ya que en caso de ser perseguido podrás, ganar un tiempo, organizarte y contraatacar... al final el sistema de batallas es menos exigente que tu propia imaginación, y algunas precauciones y creaciones serán innecesarias, pero, el solo hecho de pensarlas, de caminar cada paso oteando el peligro, o de contener el aliento cuando escuchas una flecha que se ha estrellado a unos centímetros de ti, y jadeante giras la visión de tu personaje en busca del peligro, o de plano, mejor huyes de inmediato, por completo atemorizado... mientras juegas a minecraft puedes pensar, recordar, o emular (si les place) el universo de Dune, de ESLA, de Babylon 5... el limite es tu propia imaginación  perturbada. La magia de Minecraft es precisamente esa, tú,  y solo tú pones los limites. Para mi desgracia siempre he sido particularmente dado a la inmersión, ya sea en novelas, videojuegos, etc. Minecraft, resulto, para mí, una singular lapida.

La novela no oficial. 
(Al grano, al grano. )

Invasión al mundo principal es una novela sin pretensiones, capitaliza en forma de libro el universo de Minecraft, presentando al típico chaval troll cuyo principal diversión es joderles la partida a quienes le rodean, lo arranca de la pantalla del ordenador, y  lo ponen directamente en el universo de minecraft, se trata, de un jugador experimentado, con grandes conocimientos y habilidad situado en un escenario que ya domina. Por supuesto, ahora solo debe de aprender a no ser un troll, volverse solidario con los NPCs, y conocer el significado (verdadero o falso) de la amistad, se trata de una novela dirigida aun publico infantil, así que hay leerla con tiento, el autor añade uno que otro elemento interesante, pero poco más, y aunque se lee rápido por la sencillez de su lenguaje, en realidad solo es recomendable si tienes a un chaval cerca que la este leyendo para conversar al respecto... aunque para eso ya vale mejor ponerse a jugar a minecraft.

miércoles, junio 08, 2016

La Bruja [Una biografía de mil años fundamentada en las actas judiciales de la inquisición] (1862) Jules Michelet

"Mi justicia es tan buena, dice, que el año pasado hubo dieciséis que prefirieron ahorcarse ante de pasar por mis manos."


Jules Michelet es uno de esos historiadores que los mas sesudos calificarían como canónicos, un autor indispensable para el que desee conocer la historia de Francia... claro que yo me vengo a enterar de esto al momento de leer la contraportada del libro, y a mí lo que me molan son las brujas: ando en busca de todo tipo de detalles grotescos, sangre, ejecuciones, y cuestiones sanguinolentas...

Sin embargo, Dioses, Oh Dioses del estupro, Dioses del adulterio, Dioses hijos de puta, me vengo a encontrar con algo totalmente distinto... ¿Por qué sera que siempre me pasan estas cosas?

Michelet noveliza la vida de una bruja, una bruja que puede representar a todas las brujas nacidas, quemadas, a las brujas muertes y a las que sobrevivieron al periodo de la edad media (1), la bruja que inicialmente nos presenta no es mas que una ingenua ama de casa, ingenua ama de casa, rodeada por la inmensidad del bosque, a la que un diocesillo, un espíritu domestico, se le acerca y ella con inocencia y buena voluntad se deja seducir, por los pequeños favores recibidos le ofrenda leche, agua, pequeños regalos, y la relación evoluciona, con el pasar de los siglos (la bruja de Michelet encarna a todas las brujas presentes y venideras) la bruja ha cambiado... se ha dejado corromper,  por ese Diosecillo del bosque... que no es mas que un enviado de... ¡Satan! Bromas aparte, Michelet dibuja con profunda empatía las circunstancias que podían llevara una mujer cualquiera de ese periodo a convertirse en una bruja, de dejarse seducir, y seducir haciendo uso de su condición femenina; siendo dulce cuando la ocasión lo amerita o despiadada de ser necesario...



La segunda parte de la obra; nos muestra algunos juicios memorables en contra de supuestas brujas, corrompidas la mayoría en el seno de un convento de clausura, y como los inquisidores, con habilidad creaban primero un monstruo, envileciendo al máximo a sus victimas, y luego, con concupiscencia se dejaba seducir por el monstruo recién creado, creando una perversa retroalimentación que solo propagaba dolor e ignorancia...


PS. En "Escucha la canción del viento", la primera novela de H. Murakami, este cita a Michelet:

«El destacado juez Remy de la región de Lorena hizo quemar a ochocientas brujas y se enorgullecía de esa “política del terror”. Señaló: “Mi justicia es tan absoluta, que dieciséis personas prefirieron suicidarse a que yo me hiciera cargo de ellas”».
«Mi justicia es tan absoluta»: estas palabras son insuperables. (2)


"Los médicos, que son los hijos legítimos del diablo, porque tienen su origen en el empirismo popular que se llama brujería, sus herederos preferidos a quien ha dejado su mas preciado patrimonio, apenas se acuerdan de él. También son ingratos para con la hechicera que preparo el camino. "


PS2. La mejor forma de desenmascar a una bruja, es buscando un punto insensible al dolor, la marca del diablo, y la forma mas eficaz de hallarlo era pinchando a consciencia cada milímetro de superficie corporal hasta encontrarla...
PS3. El concepto, de furor uterino... Dioses, es pura poesía.


(1) seguro que Michael Crichton odiaba a Michelet, o al menos leía con desdén su obra.
(2) Me vuelvo loco imaginando lo que pierde-gana en la traducción francés-español, francés-japones-español, no hay mas que comparar las dos citas de la misma fuente con diferente traducción.